Menu

Tramos finales de la Megacausa “Arsenales-Jefatura de Policía de Tucumán”

0 Comments


Compartir

Luego de un año de audiencias, llega a la parte final la megacausa “Arsenales-Jefatura de Policía”, en la que se juzga a 41 imputados por los delitos cometidos en contra de 215 víctimas cometidos en los dos centros clandestinos de detención: el Arsenal Miguel de Azcuénaga (el CCD más grande del Noroeste del país) y la Jefatura de policía de Tucumán.

Durante este año, pasaron por la sala de juicio casi 400 testigos, se leyeron los testimonios de otros tantos, se hicieron inspecciones oculares en los principales centros clandestinos de detención de la provincia, se identificó a 12 personas cuyos restos habían sido hallados en fosas comunes. Una innumerable cantidad de prueba de la responsabilidad de los imputados.

El pasado viernes 15 de noviembre, con los alegatos finales de parte del Ministerio Público Fiscal y de la Secretaría de derechos Humanos, fializaron los alegatos de la parte acusatoria. La fiscalía pidió pena de prisión perpetua para 33 imputados, el resto de las penas solicitadas van de los 8 a los 25 años. Entre los imputados, se encuentran el sacerdote Mijalchyk, sobre quien se probó en la causa que era el capellán “de hecho” en el Arsenal, a quien la fiscalía pidió pena de 15 años de prisión, y el otro civil imputado es el escribano Juan Carlos Benedicto, sobre quien se pidió la pena de prisión perpetua. Se solicitó que todas las penas fueran cumplidas en cárcel común.

Las audiencias seguirán el próximo miércoles 27, cuando empezarán los alegatos de parte de las defensas de los imputados, y se espera que la sentencia sea dictada el próximo 13 de diciembre.

Este es sin duda el juicio mas importante de los que se va llevando adelante en nuestra provincia, no sólo por la magnitud que representa la cantidad de víctimas e imputados, sino porque se pudo desnudar lo que fue esa tremenda maquinaria represiva, donde todas las fuerzas de seguridad (ejército, policía, gendarmería) y también civiles, trabajaban en coordinación y con un mismo sentido. También sirvió para señalar la complicidad de ciertos sectores, como el empresariado y el silencio de la justicia federal, que durante esos años rechazó sistemáticamente más de 250 hábeas corpus.

A más de un año del inicio del juicio, se espera una sentencia que traiga justicia después de tantos años de la más absoluta impunidad.

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *