Menu

Ronda con las Madres y homenaje en el anexo del senado

0 Comments


Compartir

 

Las Madres siguen marchando. Ya no en soledad como lo hicieron al principio, sino rodeadas de una multitud que levanta sus banderas y las abraza; tampoco marchan en la resistencia como lo hicieron en los 90, sino que hay un gobierno nacional y popular que apoya los juicios a genocidas y pide Memoria, Verdad y Justicia. El pasado jueves se vivió un día pleno de emociones cuando los H.I.J.O.S. La Plata y La Cámpora le rindió homenaje a las Madres de La Plata.
La jornada comenzó en el edificio Néstor Kirchner de la Facultad de Periodismo, donde se hizo la charla “Papel Prensa: complicidad civil en la última dictadura cívico-militar” con Lidia y Osvaldo Papaleo, Florencia Saintout (Decana de la FPyCS) y Diego Perdoni por H.I.J.O.S Regional La Plata. La actividad, organizada por la “Mesa por más Juicio y Castigo” regional La Plata, Berisso y Ensenada, fue el escenario propicio para que los Papaleo cuenten cómo fueron las responsabilidades civiles en el genocidio y cómo Papel Prensa les fue arrebatado en un mesa de tortura por el propio Héctor Magnetto.
Culminada la charla se hizo la segunda actividad del día, y tal vez la más cargada de emociones y simbolismos: acompañamos a las Madres a dar la vuelta al monumento en Plaza San Martín. La Cámpora de La Plata participó junto a otros compañeros de la tradicional vuelta de las Madres, en una de las ciudades donde ese ritual tuvo su bautismo en plena dictadura, pero esta vez ante un pueblo que les mostraba su eterno cariño y respeto militante.
Cantamos “Madres de la Plaza, el pueblo las abraza” y festejamos su lucha y su ejemplo. Les dijimos que no aflojen, pero que acá estamos para acompañarlas por siempre.
Al terminar la ronda las acompañamos al Salón Eva Perón del senado provincial, donde los hijos e hijas de La Plata, junto a referentes de los derechos humanos, propusieron un homenaje a Madres de La Plata, según sus propias palabras “Con la certidumbre que en los tiempos que corren es relevante reforzar la unidad de todos los que defendemos los derechos humanos, porque aquellos que defendieron la dictadura y fueron beneficiarios siguen vigentes y organizados, como quedó en evidencia en la última audiencia del juicio Circuito Camps”.
En el homenaje hablaron los hijos e hijas, y una vez más les agradecieron por todo y compartieron recuerdos de los años difíciles. El poeta, abogado e hijo de desaparecidos Julián Axat leyó su adaptación de Mario Benedetti “Madre Nuestra” y al finalizar la jornada las Madres recibieron unos dijes de los hijos.
Fue el fin de una jornada cargada de emociones, donde estuvieron las Madres, estuvieron los hijos y, estuvieron los 30.000 siempre presentes.

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *