Menu

MEMORIAS DE VIDA Y MILITANCIA

0 Comments


Compartir

El 20 de noviembre de 2007 las Fuerzas Armadas desalojaron definitivamente el predio de la Escuela de Mecánica de la Armada  (ESMA). Ahí durante la dictadura cívico militar (1976-1983) funcionó el mayor centro clandestino de detención, tortura y exterminio, en el que  desaparecieron alrededor de cinco mil personas. Ese espacio se resignificó mediante la creación de un Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos.

La decisión política la tomó el ex presidente Néstor Kirchner, un 24 de marzo de 2004, durante un acto en repudio al golpe cívico militar pidió sinceras disculpas en nombre del Estado a las víctimas del terrorismo de Estado. Delante de ex detenidos y organizaciones de Derechos Humanos la voluntad política se impuso a la coyuntura y se activaron una serie de políticas de Estado como los juicios de lesa humanidad, apoyo para la búsqueda de nietos y el simbólico retiro del cuadro de Videla del Colegio Militar.

Con ese nuevo marco político e institucional el vetusto edificio de la (ex ESMA) se transformó en Memorias de vida y recupera la militancia de toda una generación comprometida con su tiempo y época. Ese hilo que recupera la memoria es el que genera la trama que contiene y expresa a un conjunto de instituciones que tienen como objetivo básico preservar la memoria, promover y defender los derechos humanos y testimoniar los delitos de lesa humanidad. En ese Espacio de la Memoria también se generan una gran cantidad de bienes culturales, allí funciona: Canal Encuentro, Paka-Paka, el Centro Cultural Haroldo Conti, el Museo Malvinas y funciona una sede la Universidad Nacional de La Plata. La oferta cultural se multiplica en danza, teatro, música, cine, murga, literatura y encuentros que permiten pensar la Argentina en clave de justicia y verdad.

Porque pudimos transformar  la oscuridad y muerte en vida y alegría vamos por más militancia, por más compromiso en la búsqueda de la verdad y repudiando la propuesta de cerrar los “temas del pasado”. Nuestra memoria reciente y consciente nos permite entender que #NoFueMagia.

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *