Violencia Institucional

Grave: Detuvieron a un joven de La Cámpora por pedirle a un policía que no usara el teléfono mientras manejaba

El hecho ocurrió el lunes por la tarde en la localidad bonaerense de Ayacucho, cuando Iván Di Sábatto se dirigía en su bicicleta a colaborar con las tareas que La Cámpora iba a desarrollar en un barrio para ayuda a familias afectadas por el temporal.

El hecho ocurrió el pasado lunes 6 de febrero, cuando el compañero Iván Di Sábato marchaba en bicicleta rumbo a una jornada solidaria que La Cámpora Ayacucho iba a desarrollar en el barrio El Embarcadero, para colaborar con las familias afectadas por el temporal acontecido el día anterior.

“Iba con una escoba y una pala”, narró Iván, “y cuando iba por calle Yrigoyen me encuentro con una camioneta policial que no tenía balizas ni patente, al que yo pasé en bici. Cuando lo pasé vi que el personal que iba manejando iba utilizando su teléfono celular. Con la única mano que tenía libre porque llevaba en la otra la pala y la escoba, le hice la seña de que no manejara con el teléfono porque era peligroso. A los pocos metros, el patrullero me detiene, me preguntó prepotentemente qué me sucedía, si tenía algún problema, con actitud autoritaria, irrespetuosa, a lo que le dije calmamente que dejara el celular al manejar ya que era un efectivo de Policía, ante lo que respondió que hacía lo que quería con el teléfono, que no molestara”.

“Me pidió que me identifique, le di mi nombre y apellido a lo que no me resistí y cuando me pidió la documentación, no la tenía ya que sinceramente iba a una jornada solidaria trabajando en una zanja, en una cuneta y si perdía el documento… era entendible. Como no tenía el documento, agarraron la bici, la escoba, la pala y me cargaron al patrullero y me llevaron al Hospital”, explicó Di Sábato.

Dentro del móvil policial identificado como RO 20958 el temor del compañero fue en aumento. Tanto en el trayecto hacia el Hospital Municipal, como de camino a la Comisaría, dos de los tres efectivos policiales que iban a bordo insultaron, increparon y amenazaron con darle una golpiza a Iván, aclarándole que de haber sido “negrito” ya le hubieran “molido los huesos a palos”.

Cuatro horas después del calvario, a las 19:30, a Iván lo llevaron a la oficina de la oficial a cargo y lo notificaron de que se lo acusaba: “De haber desafiado a la Policía, de haber sido yo el prepotente y que me había negado a identificarme, lo que nada de eso pasó. Yo lo único que hacía era ayudar con una pala y una escoba y pareciera que andar con una remera de una organización política era el delito. No pude llamar a mis familiares, me sacaron el teléfono. Hubo maltrato verbal y amenazas, que había peleado en la vía pública, que había desafiado a la Policía con señas”.

Al respecto el abogado del compañero, Mario Cuneo, afirmó que a Iván le armaron una causa: “Fue el mismo Comisario que me dijo que Iván firmara la contravención y tampoco sabía de qué se trataba. Automáticamente me di cuenta que era una causa armada, le querían hacer firmar un acta por una infracción por pelea en la vía pública y por la negativa de identificarse”.

Silencio municipal

Iván manifestó que, al ser Policía Comunal, “la principal línea de mando es el intendente y nunca se comunicó”. En efecto, aún el radical de Cambiemos Pablo Zubiaurre prosigue con su silenzio stampa respecto a este gravísimo hecho del cual debería manifestar su repudio teniendo en cuenta los valores republicanos y democráticos.

En esa línea, el diputado provincial del FpV por la Quinta Sección Electoral, José Ignacio “Cote” Rossi agregó que “hicimos una declaración de repudio en el bloque del FpV este martes por lo ocurrido y nos dirigiremos hacia la gobernadora María Eugenia Vidal y el Ministro de Seguridad provincial, Cristian Ritondo, para que tomen cartas en el asunto”.

“No queremos pensar que hay una bajada de línea política, que lo ocurrido en Ayacucho como en otros lados con situaciones parecidas y más graves, donde ha habido agresiones físicas. Queremos que separen del cargo a los oficiales que estamos denunciando, y el Comisario tendrá que dar explicaciones”, añadió.

Rossi también reclamó que el intendente “haga pública una declaración de repudio. A mí me ha tocado asistir meses atrás a una jornada donde se reivindicaba los Derechos Humanos en Ayacucho y de la mano del mismo intendente se colocaba una placa en homenaje a (la abuela de Plaza de Mayo) Angélica Bauer con presencia de Estela de Carlotto y creo que la defensa de los Derechos humanos tiene que ser siempre, no para una foto o una actividad pintoresca sino siempre”.

Estado de excepción

En efecto, detrás de los slogans dialoguistas o las fotos prefabricadas a los que nos acostumbraron Mauricio Macri y María Eugenia Vidal hay una realidad diferente. Un “estado de excepción tácito” que pone de manifiesto la violencia institucional que ejerce un aparato represivo que perdura en democracia con accionares de la última dictadura cívico-militar.

Abusos de autoridad, unidades básicas baleadas, detenciones o demoras por portación de cara o por identidad política, represión violenta de protestas de trabajadores despedidos, de pueblos originarios, son situaciones cotidianas que sufre la ciudadanía desde el 10 de diciembre de 2015 y que se manifiesta también en las escuchas ilegales a Cristina Fernández de Kirchner, en la privación ilegítima de la libertad de Milagro Sala y en la persecución política de la verdadera oposición a la Alianza Cambiemos y su política neoliberal.

“Donde los vamos a llevar ahora los van a hacer señoritas”

En medio del intento del gobierno por imponer la baja de la edad de imputabilidad para los menores de edad, los efectivos de Gendamería que patrullan la Villa 1-11-14 comenzaron a aplicar esas medidas por adelantado.

-Donde los vamos a llevar ahora los van a hacer señoritas. Vas a ver como vos y tu amigo consiguen novio enseguida.

En posición cuerpo a tierra y sin poder girar la cabeza, porque ya le habían ordenado que no lo hiciera, Kevin C.* no pudo ver cuál de los gendarmes se había tomado el trabajo de ponerse en cuclillas para amenazarlo una vez más, esta vez insinuando lo que supuestamente les esperaba una vez que los dejaran en un lugar donde según el mismo agente, lo iban a tener “guardado” por mucho tiempo.

Al mismo tiempo y a menos de un metro, su amigo Francisco H.* no la estaba pasando mucho mejor: en la misma posición, acostado boca abajo y con las manos en la nuca, soportaba que otro de los gendarmes lo insultara y le recriminara que le habían interrumpido su almuerzo.

Kevin y Francisco tienen 12 años y viven en la Villa 1-11-14 del Bajo Flores. Como hacen todos los chicos de esa edad a esta altura del año, suelen pasar las tardes en la casa de algún amigo hasta que cansarse de jugar con la Xbox, la Play o lo que sea que usen para pasar el tiempo frente a una pantalla. Cuando se aburren de eso, salen a la calle para tratar de patear una pelota o simplemente caminar.

El jueves pasado a las tres de la tarde fueron detenidos cerca del cruce de las avenidas Perito Moreno y de la Cruz por un grupo de prefectos que caminaba la zona, quienes les sacaron sus remeras y los hicieron acostar boca abajo sobre la vereda, para que se calcinaran un poco mientras esperaban la llegada de un patrullero de Gendarmería que empeoraría un poco más las cosas. Antes de eso, los efectivos de Prefectura no se privaron de humillarlos, sacándoles fotos con sus celulares y burlándose del aspecto físico de ambos.

Cuado llegó el movil de Gendarmería, los de uniforme verde agradecieron a sus colegas de la otra fuerza, los despidieron y tomaron control del asunto.

Apenas llegaron, los gendarmes comenzaron las preguntas de rigor aplicándoles un par de puntapiés a cada uno. “Nosotros sabemos quienes son pendejos. Unos chorritos de cuarta. Rastreros. Pero se les acabó la joda ¿Sabían?”.

Recién después de diez minutos de verdugueo, cachetazos y más puntapiés, los gendarmes terminaron el intercambio de llamadas telefónicas y de handy en las que preguntaban qué hacer con los dos pibes, y los subieron al auto para trasladarlos al Centro de Admisión y Derivación (CAD) “Inchausti”, ubicado en Perón al 2000. A ese lugar son llevados los menores de edad que cometen delitos, aunque Francisco y Kevin todavía no sabían de qué los acusaban.

En el camino, el gendarme que había dejado de almorzar decidió terminar con el pollo que estaba comiendo arriba del patrullero, y cuando advirtió que se había manchado el uniforme le ordenó a Francisco que lo limpiara con la gorrita que llevaba puesta:

-Y que quede bien limpio, pendejo ¿Me escuchaste?

Cuando llegaron a la puerta del CAD, para que no quedara ninguna garantía constitucional por violar, Kevin y Francisco fueron esposados y así entraron al lugar. Sin embargo aseguran que en el CAD los trataron bien: allí les dieron de comer, los hicieron bañar y charlaron con una Trabajadora Social.

Recién a las 23, después de seis horas de tenerlos en el lugar, los dos menores fueron entregados a sus familias y pudieron volver a sus casas, aunque la pesadilla no iba a terminar ahí: A las 00:45, cuando hacía apenas un rato que habían llegado a su casa con su familia, un nuevo grupo de gendarmes golpeó la puerta de la casa de uno de los pibes y cuando los atendieron, uno de ellos le recordó al chico que sabía donde podía encontrarlo. Para que no dudaran de su palabra, le recordó un episodio sucedido un par de semanas atrás en la plaza del barrio que lo había tenido como protagonista.

Con el recuerdo todavía fresco del tiroteo de Gendarmería contra la murga “Los Auténticos Reyes del Ritmo” hace menos de un año a muy pocas cuadras de ahí, y los reiterados actos de amedrentamiento por parte de las distintas fuerzas de seguridad contra los adolescentes del barrio, es menester que las autoridades responsables de las áreas de minoridad, justicia y seguridad que responden tanto al presidente Mauricio Macri como al jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, pongan las barbas en remojo y frenen esta locura de ponerse a perseguir a los menores de edad para meterlos presos.

*Los nombres de Kevin y Francisco son ficticios. Sus verdaderas identidades son resguardadas para preservar sus integridades, personales, físicas y psíquicas.

Ante la represión ordenada por Morales en Jujuy

Expresamos nuestro más enérgico repudio a la represión ordenada por el gobernador Gerardo Morales hacia diputados nacionales, legisladores, concejales y manifestantes que se acercaron a brindarle apoyo a Milagro Sala, detenida ilegalmente y llevada a juicio por una acusación del propio Morales.

La decisión arbitraria del gobernador provincial, de prohibir el ingreso a la audiencia oral y pública, mandando a su policía para impedir el paso de las personas que se encontraban en la puerta del Tribunal, derivó en una represión en la que fue golpeada la diputada nacional Mayra Mendoza, y golpeado y detenido el concejal de Hurlingham Martín Rodríguez, entre otros heridos.

Responsabilizamos por todo lo sucedido al gobernador Morales, y exigimos a Mauricio Macri que acompañe el rechazo generalizado a estas políticas represivas, tomando las medidas que tiendan a garantizar la liberación de Milagro Sala y el reestablecimiento de las garantías constitucionales en la provincia de Jujuy.

Secretario general de la OEA pidió la inmediata liberación de Milagro Sala

Luis Almagro expresó hoy la preocupación de la Secretaría General de la OEA en el caso de Milagro Sala, y señaló que “el más firme apego al pleno derecho de los derechos civiles y políticos, a la libertad de expresión, así como a las garantías del debido proceso y al no abuso del instituto de la prisión preventiva me convencen de la necesidad de su inmediata liberación”.

Tras recibir una carta enviada por Milagro Sala a través del vicepresidente del Parlasur, Daniel Cagianni, que integró la comitiva de parlamentarios que la visitaron el pasado sábado en el Penal de Mujeres de Alto Comedero, el Secretario General de la OEA publicó hoy la respuesta.

En agosto pasado, Almagro publicó una carta abierta en favor de Leopoldo López, condenado en Venezuela y sobre quien el Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detenciones Arbitrarias se pronunció reclamando la liberación inmediata. En aquel caso, el presidente Mauricio Macri exigió al país presidido por Nicolás Maduro el cumplimiento de la Resolución que tiene exactamente el mismo carácter que el emitido en el caso de Milagro Sala.

Ahora, al reclamo de Naciones Unidas se suma el del Secretario General de la OEA que señala que “en un Estado de Derecho, el imperio de la ley alcanza a todas y cada una de las personas más allá del lugar que ocupen en la sociedad, independientemente de que se tenga o no un cargo político. En un Estado de Derecho, nadie está por encima de la ley”.

ESTELA: “VOY A SALIR POR EL MUNDO A HABLAR DE MILAGRO SALA”

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, junto a Lita Boitano, de Familiares de Detenidos Desaparecidos por Razones Políticas, y el titular de la CTA, Hugo Yasky, visitaron a Milagro Sala a las otras presas políticas de Jujuy detenidas en el Penal de Mujeres de Alto Comedero.

También participaron del encuentro el secretario de Derechos Humanos de Santa Cruz, Horacio Pietragalla; Victoria Montenegro de Kolina y Carlos Pisoni, de H.I.J.O.S.

Al ser consultada por las acusaciones contra Milagro, Estela afirmó que una persona no puede ir presa porque otra la acuse de algo y que los procesos en los que se deben probar los hechos se tienen que llevar adelante con las personas en libertad. En ese contexto señaló que, de lo contrario, “Macri debería estar preso”.

“Voy a salir por el mundo a hablar de Milagro Sala. A pregonar lo que está pasando en nuestro país. Lo voy a hacer con tristeza porque me gustaría hablar de una democracia distinta, como hablé en la década ganada, esa década que nos dio libertad, dignidad, respuestas, nos hizo participar como ciudadanos”, dijo la titular de Abuelas de Plaza de Mayo.

“He visto las escuelas de la Tupac, cómo no veo a veces en Buenos Aires, que son hermosas, grandes, limpias y llenas de jóvenes y niños que estudian. ¿Qué es lo que quiere Milagro?”, se preguntó Estela de Carlotto.

Y respondió: “La cultura y la liberación de su pueblo, esa justicia social que querían nuestros 30.000 desaparecidos. Ellos luchaban por esto que está haciendo Milagro. La vamos a acompañar. La tristeza se nos transforma en fuerza. Como sabemos que estas mujeres que están presas son leonas que van a seguir luchando, como lo fuimos y somos nosotras, porque nos tocaron lo más sagrado: que son los hijos y los nietos”.

También convocó al pueblo jujeño, más allá de las diferencias que puedan existir, a que luche en paz para que cambie la situación que se está viviendo en la provincia “sin tocar la democracia o herirla”. Y recordó que así como en otros tiempos se decía “por algo será, o a mí no me tocó”, ahora también lo hacen.

En ese marco, dijo que nadie puede dormir tranquilo si se vulneran los derechos y la democracia como está sucediendo en Jujuy porque en cualquier momento le puede tocar al que creía que nada le iba a suceder.

Por último, consultada sobre las supuestas irregularidades denunciadas contra Milagro Sala y la Tupac Amaru, Carlotto respondió: “las situaciones irregulares, que se dicen alegremente al aire, tienen que probarse.

Para eso está la justicia. Porque si alguien se le ocurre decir que aquel mató, no pueden detenerlo porque alguien lo dijo. Hay que probarlo. Mientras se prueba, la persona tiene que estar en libertad. Sino Macri estaría preso”, aseguró.

Lita Boitano, de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas recordó que desde enero denuncian que Milagro Sala es la primer presa política del gobierno de Macri. Y señaló: “Las denuncias a la ONU, a la OEA, en Amnesty Internacional, en el Vaticano es lo que hacíamos para nuestros familiares hace más de cuarenta años.
Retroceder a eso es vergonzoso y nos produce una gran tristeza, tener que volver a salir a hacer denuncias en el exterior. Pero cada vez tenemos más fuerza. En los próximos viajes el primer tema a tocar será el de Milagro”, aseguró.

Por su parte, Hugo Yasky relató que “en Jujuy hay una policía que atropella y que allana por la noche simplemente diciendo que es la Policía de Morales. No hay orden de allanamiento, se avasalla la libertad, es una verdadera republiqueta donde no hay Estado de Derecho a diferencia del resto del país. Nosotros podemos tener muchas criticas con el resto de los gobernadores, pero se respeta el Estado de Derecho.

En Jujuy claramente no se respeta, por lo menos para los más humildes, para los que son de la condición de Milagro Sala, para los que representan ese pueblo sufrido”. Y aseguró: “estamos convencidos de que hay que seguir luchando por la libertad de Milagro Sala y que todos los compañeros tienen que estar libres antes de la navidad. No queremos una navidad con presos políticos. No queremos una navidad como vimos recién a los chiquitos llorando en brazos de sus madres. No queremos una navidad en la que tengan que venir los nietos a hacer el tramite para entrar a ver a sus abuelas. Esto es un oprobio. Que en la Argentina que sufrió lo que sufrió en tiempo de dictadura vuelva a vivir esto que es una especie… ya ni de democracia de baja intensidad”.

Y concluyó: “La CTA es absolutamente consciente de que va a estar faltando algo siempre hasta tanto no logremos que no haya un solo preso político en Argentina. Reafirmamos acá: libertad a Milagro Sala y a todas las compañeras que están pagando no haber aceptado la sugerencia de los jueces que le ofrecían dinero, que ofrecían salvaguarda a condición de denunciar a otro”.

Al finalizar, Horacio Pietragalla se refirió a la acusación de Mauricio Macri respecto a que la Tupac Amaru es una organización armada: “Nosotros que conocemos a la Tupac de hace años, que recorremos varias provincias donde está formalmente conformada la organización, sabemos que esto es parte de una campaña de agravio hacia la Tupac para que la sociedad acompañe las medidas autoritarias de la detención de Milagro y sus compañeros. Acá no hay organizaciones armadas. Acá hay una organización política y social que lucho durante muchos años para devolverle la dignidad al pueblo de Jujuy”.

POR ORDEN DE MORALES, EL JUEZ SUSPENDIÓ LA AUDIENCIA PREVISTA PARA HOY

La defensa de Milagro Sala fue notificada ayer a ultima hora sobre la suspensión de la audiencia prevista para hoy en el marco del juicio impulsado por el gobierno provincial para criminalizar la protesta social.

En entrevistas periodísticas el juez contravencional Matias Ustarez Carrillo, que no informó formalmente las causas, señaló que la decisión se tomó a partir de nuevas pruebas que necesitaba el juzgado. Desde la Tupac Amaru advirtieron que las actuaciones se iniciaron el 1 de enero y notificaron de esta audiencia hace mas de un mes. Plantear que necesitan más pruebas a horas de la realización del tramite da cuenta de la arbitrariedad con la que se manejan los funcionarios administrativos y que lo único que les interesa es mantener el show mediático y la persecución política”.

Paula Alvarez Carreras, del equipo de abogados defensores de Milagro Sala, señaló que “lo que pretende el gobierno es juzgar un hecho que claramente no es delito ni contravención, que se realizó entre diciembre y enero de 2016, y que tiene como único objetivo la persecución política. Además la presunta investigación está hecha con notas periodísticas, videos y fotos del acampe”. Y agregó: “nosotros en ningún momento negamos el acampe, eso no está en discusión. Por eso no tiene sentido que planteen que hay falta de pruebas cuando nadie niega ese hecho”, dijo.

Hugo Yasky, secretario general de la CTA y Horacio Pietragalla, secretario de Derechos Humanos de Santa Cruz, viajaron especialmente a la provincia para presentarse como testigos por parte de la Tupac Amaru y defender el legítimo derecho a la protesta. También iban a prestar testimonio el secretario de Relaciones Internacionales de la CTA Autonoma, Fernando Acosta; José del Frari, secretario Gremial de ADIUNJU y Anabel Yaciancia, de la Asociación de Trabajadores del Estado.

“No sabemos si se dieron cuenta de la barbaridad que implica juzgar el derecho a la protesta; si tomaron conciencia que el mundo esta mirando a Jujuy por la violación sistemática a los derechos humanos tras la resolución de la ONU que debe ser de cumplimiento inmediato y que buscan dilatar; si advirtieron la arbitrariedad manifiesta que hay en juzgar solamente a la Tupac Amaru y a Milagro cuando participaron miles de personas en el acampe o si solo se trata de dilatar el tema para volver a ponerlo en agenda cuando lo necesiten mediáticamente”, advirtieron desde la defensa.

VIOLENCIA POLICIAL EN LUJÁN

El martes 22 por la tarde, dos militantes de La Cámpora Luján fueron abordados por personal policial en las proximidades del colegio donde iban a inscribir a sus hijos, por una denuncia de un directivo del establecimiento.

Pese a que se identificaron, uno de ellos fue salvajemente agredido por  el personal policial, luego detenidos en la comisaría y acusados por la fiscal interviniente de “resistencia a la autoridad”.

El compañero agredido concurre al establecimiento hace años acompañando a su hija, por eso resulta poco clara la denuncia de un directivo del establecimiento, por un auto sospechoso.

Los militantes no tienen antecedentes pero igualmente estarán detenidos por los menos 24 hs.

Nos llama profundamente la atención los reiterados hechos de violencia inusitada de la policía bonaerense y la policía local contra la juventud por “portación de cara”, ser militantes políticos o ser jóvenes.

Repudiamos estos hechos y queremos recordar a las autoridades provinciales, encabezadas por la Gobernadora Vidal, que es su deber arbitrar los medios para que la policía se adecúe a las leyes vigentes y a la Constitución Nacional.

Con la criminalización de la juventud y la militancia se busca atemorizar y desmovilizar al pueblo empoderado.

No vamos a permitir que sigan maltratando a nuestros jóvenes, hay que gobernar garantizando la seguridad de la población.

VIOLENTA REPRESIÓN A TRABAJADORES EN LA PLATA

Fuerzas de seguridad de la Provincia de Buenos Aires reprimieron y detuvieron a 26 trab

ajadores de la línea Este.

La Policía Bonaerense reprimió ayer con balas de goma y gases lacrimógenos a trabajadores de la línea Este, propiedad de la empresa Nuevo Expreso de Osmar Corbelli, que se manifestaban en protesta por compañeros despedidos. El intendente Garro se había presentado como particular damnificado por la medida de fuerza de los choferes, hecho que le sirvió al juez Masi para ordenar el desalojo, la represión y la detención de 26 trabajadores en la Comisaría 3° de Hornos.

Los trabajadores habían sido recibidos ese mismo día por legisladores provinciales del FpV en la Cámara de Diputados de la Prov. de Buenos Aires para acompañar el reclamo y seguir de cerca el conflicto. Durante la noche, el diputado provincial Miguel Funes, los concejales Nano Cara y Florencia Saintout y compañeros de la organización se hicieron presentes en el lugar de detención para ponerse a disposición de los trabajadores reprimidos.

Los hechos ocurrieron en el km. 8 de la ruta 11, en La Plata,  donde está el ingreso y el egreso de los colectivos de la empresa. Los trabajadores se manifestaban allí en reclamo por la reincorporación de compañeros despedidos, el cese de las suspensiones arbitrarias, la posibilidad de elegir en forma democrática a sus delegados y las mejoras en condiciones laborales.

No sorprende que el intendente Garro se haya posicionado en contra de los trabajadores, teniendo en cuenta los precedentes de varios episodios de brutal represión como los perpetrados contra los cooperativistas del programa Argentina Trabaja en enero de este año.

Corbelli es dueño de numerosas líneas de colectivos en La Plata y alrededores, y para boicotear la medida de fuerza de los trabajadores de la línea Este había utilizado unidades y choferes de otras líneas para mantener el recorrido.

 

19 AÑOS SIN SEBASTIÁN BORDÓN

La violencia y la impunidad por parte de un grupo de policías del destacamento mendocino del Nihuil terminó, un 12 de octubre, hace 19 años, con la vida de Sebastián Bordón a quién le faltaban días para cumplir esa misma cantidad de años.

Sebastián murió de hambre y frío, herido por los golpes que le dió la policía local, en un lugar inhóspito, árido y ventoso. Sumergido en la soledad del paisaje andino; tan deslumbrante como gélido.

¿Cuántas cosas pueden pasar allí sin que nadie se entere? Desde ese día, Miriam Mabel Medina, su madre, no iba a dejar de luchar por él.

En este aniversario, compañeros de organizaciones de derechos humanos, sociales y políticas, nos reunimos para acompañar a esa madre en su incansable lucha. Para dar voz a ese silencio. Todos unidos por la misma causa que se llama Sebastián.

Nadie en el Nihuil puede decir que no está enterado de lo que pasó ese día. Después del acto en el destacamento, una larga caminata hasta donde encontraron su cuerpo robusto y vital, violentado. En un risco, en lo profundo, su vida se apagó lentamente: ese hijo adolescente murió de sed, golpeado y torturado.

En el homenaje, participaron también, las “Madres en lucha”. El viento, que se transformaba en ráfagas por momentos, acariciaba el alma cargando la sentencia: Nada se logra sin lucha colectiva. Nada se logra sin amor y convicción. Allí quedó indeleble la frase escrita en una roca: “La ternura vence al odio”

Desde el risco hacia el Nihuil, transitaron encuentros, almuerzos, abrazos, música, bailes, los juegos de los chicos para que nunca más falte de casa un hijo y su futuro: “Ni un pibe menos”.

LA CARTA COMPLETA DEL INDIO SOLARI A LOS PIBES TORTURADOS DE LA GARGANTA PODEROSA

El Indio se solidarizó con los jóvenes que fueron secuestrados y torturados por la Prefectura. “Cuando un gobierno da piedra libre a la Policía para que haga lo que quiera, se pone difícil la vida, pero especialmente la vida de ustedes”, dijo.

Torturaron a un pibe que, pobrecito, se habrá llevado el susto de su vida. No puedo imaginarme cómo debe ser tener 15 años y vivir durante horas toda esa humillación dolorosa y espantosa. Cuidado. Hay que tener mucho cuidado, cuando estas cosas empiezan a reflotar. Yo sé muy bien, porque los conozco, que ustedes atraviesan con frecuencia situaciones similares y también sé que no debe ser nada fácil tomar la decisión de contarlo públicamente, como lo hizo Iván. Hacen falta unos cojoncitos bien grandes, para decir eso ahí, donde aún habita la Prefectura, porque probablemente los trasladen a estos pelotudos, hijos de puta. Y aun así, vengan otros en su reemplazo.

No es fácil, no es sopa, porque estás controlado por la misma gente que te verduguea, pero tuvieron esa valentía y por eso decidí comunicarme con ustedes para decirles que los admiro, los admiro por esta lucha y por esa revista estupenda que publican, donde salió la mejor nota que me hicieron en la vida, porque fue profundamente genuina. Seguramente por eso, me sentí tan cómodo como nunca antes en un reportaje. Y desde ese día, me siento vinculado con ustedes y el compromiso que significa representar las problemáticas del barrio. Ustedes hablan de todo eso que no se habla.

Va mi apoyo y mi afecto sincero, para toda La Poderosa, para Ezequiel y para Iván, que me conmovió por su coraje, tanto como me conmovió su padre que respondió con la palabra exacta, cuando le preguntaron qué sentía: impotencia. Sí, impotencia, porque te cuesta la vida defender a tu hijo. Y la impotencia, para un padre, es algo muy jodido.

Desde acá, quiero mandarles un gran abrazo y hacerles saber que no puedo ir, porque lamentablemente no estoy en mi mejor versión de salud, pero estoy con ustedes, apoyando a la distancia el acto en el barrio. Ojalá muchos otros chicos se atrevan a denunciar estas prácticas hasta que se visibilicen las cosas como son: esto pasa y pasa cotidianamente, aunque la gente lo vea presentado en la televisión como si fuera un caso aislado.

Cuando un gobierno da piedra libre a la Policía para que haga lo que quiera, se pone difícil la vida, pero especialmente la vida de ustedes. No dejo de pensar en la tremenda injusticia que padecieron los pibes, cuando ese uniformado les cuestionaba si ellos podían o no podían tener una campera así… ¿Qué carajo les importa? ¿Cómo pueden inquirir a un chico de esa manera?

Siempre hubo torturas, en algunas épocas menos y en otras más. He vivido en carne propia cómo se siente estar en ese lugar, porque me dieron picana dos veces en la misma noche, mientras los presos pasaban a ver quién era yo, que estaba ahí por averiguación de antecedentes. Me salvó uno de ellos, cuando me dijo que no tomara agua porque me provocaba una electrólisis. Y por eso digo que sé cómo se siente la humillación de ver cómo hacen con vos lo que quieren. Porque sí, visité presos políticos muchas veces, pero también presos comunes, para poder entender que todo preso es político.

Ahora, que la ministra de Seguridad y el secretario de Derechos Humanos no hayan dicho nada todavía en relación a Iván y Ezequiel, se explica únicamente por el gobierno que hay. Cambió la mano, pero no es una mano que esté pendiente de la gente con más complicaciones. Es un gobierno de CEOs, de empresarios, que ven absolutamente todo de otro modo: ven estadísticas y cifras, aunque tampoco en eso les está yendo bien. Pero olvídense, esa gente no va a pensar nunca en ustedes, de manera generosa o respetuosa, porque creen que ustedes, los villeros, son un peligro. Y el peligro lo generan ellos, sometiéndolos a circunstancias sociales tan difíciles de sobrellevar, mientras vemos la tele gratis, porque les sirve para vender cosas.

En síntesis, transmitirles la envidia que siento por todos los que hoy responderán a esta convocatoria, lo suficientemente sanos como para trasladarse hasta ahí y poder vociferar junto a ustedes. A mí, la vida me está cobrando los excesos y hay que pagar la cuenta en algún momento, cuando uno ha disfrutado tanto. A diferencia de los escritores o artistas que siempre acusan algún trauma de la niñez,a mí me tocó crecer feliz desde mi infancia hasta mi alocada adolescencia. Y también en las vivencias extraordinarias que tuve después, pero ahora esta enfermedad de mierda me está jodiendo la vida…

Bienvenido este acto por los chicos, que puedo imaginar multitudinario, porque si no fuera así, sería una vergüenza.

A ustedes, todo mi cariño.

Indio.

GRITO DE AYUDA DESDE LA GARGANTA

Los pibes de la Garganta Poderosa no están a salvo. Efectivos de la Prefectura no sólo siguen torturando gente, sino que mantienen amenazados a Iván y a Ezequiel por haberlos denunciado a fines del mes pasado.

Iván Navarro, uno de los jóvenes torturado el 24 de septiembre pasado, contó por televisión las aberraciones que padeció en la vera del Riachuelo por parte de la Prefectura Naval Argentina.

La noticia tuvo amplia repercusión en los medios de comunicación, las redes sociales y en el amplio arco  político opositor, aunque también cuenta hasta con el “silencio de los responsables”, como relata La Garganta.

Los prefectos involucrados se entregaron, pero tienen aliados que siguen probando hasta dónde pueden avanzar con el terror. Patricia Bullrich parece no considerar que esta sea una ocasión para expresarse. Quizás la vida de algunos valga menos que la de otros, tal vez crea que algo habrán hecho Iván y Ezequien (y cualquiera que se le parezca) para merecer el dolor y el miedo de golpes y promesa de muerte.

Luego de la exposición de Iván en la tele, volvió al barrio y vio cómo dos prefectos golpeaban a otro chico, contra la pared de la Casa de la Cultura. Se acercó para mirarles la identificación y escuchó los motivos del hostigamiento: “Ahora van a cobrar todos, por habernos escrachado en los medios”.

Lo vieron a Iván mirarlos, y con la valentía que implica la empatía con el otro, con el pibe que golpeaban los prefectos, les dijo que él fue quien los había denunciado.

En ese momento lo empezaron a correr con la intención de sacar el arma. Llegó a su casa temblando de miedo. Se salvó una vez más, pero ¿Cuánto más podemos tentar a la suerte?

“El pedido es fuerte y claro, el que no oye es porque no quiere. Acá hay responsables con nombre y apellido. Las fuerzas de seguridad reciben órdenes. Tome la decisión, Ministra, el pueblo ha elegido representantes, cumpla con el deber que le encomendaron. Desde acá abajo seguiremos gritando”, concluyeron.

CRECE LA VIOLENCIA INSTITUCIONAL EN LAS VILLAS DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

Durante los último días, vemos con preocupación una escalada de violencia institucional en las villas de la Ciudad de Buenos Aires, por parte de las fuerzas de seguridad que lejos de cumplir con su cometido de protección a los ciudadanos, actúan de manera ilegal, arbitraria e irrazonable.

En la madrugada del domingo 25 de septiembre, dos jóvenes que viven en la villa 21-24 del barrio de Barracas e integran la Garganta Poderosa, Ezequiel Villanueva Moya, de 15 años de edad, e Iván Navarro, de 18 años de edad,  fueron torturados por miembros de la Policía Federal y Prefectura Naval Argentina sin motivo alguno. Luego de mantenerlo detenidos en una garita policial, de humillarlos, golpearlos e insultarlos, fueron trasladados a un descampado cercano donde fueron amenazados de muerte y encañonados con escopetas.

“Nos tiraron adentro de un coche y nos llevaron hasta la garita de Osvaldo Cruz e Iguazú”, luego “nos subieron a otro auto, pero primero nos taparon la cabeza y nos obligaron a sentarnos uno encima del otro. Cuando ya había unos 10 prefectos, uno dijo que nos iban a matar, porque total nadie nos iba a reclamar”. De esta manera, los jóvenes relatan los padecimientos que tuvieron que sufrir en manos de quienes deberían estar para cuidarlos.

Así también, durante el día de ayer, en el marco de un operativo llevado a cabo por la Policía Metropolitana en la Villa 31 para secuestrar material de construcción, los efectivos policiales reaccionaron con una desmedida violencia frente al reclamo de los vecinos.

Sin embargo estos acontecimientos no se han tratado de hechos aislados de violencia policial, sino que por el contrario responden a una escalada de violencia institucional cada vez mayor y que tuvo su génesis en la llegada al poder del macrismo. Basta con recordar  los actos de violencia ejercidos por la Gendarmería Nacional, el 29 de enero del corriente, contra los integrantes de la murga “Los auténticos reyes del ritmo” del Bajo Flores, donde resultando lesionados niños, producto de una balacera indiscriminada por parte de la fuerza.

Las prácticas policiales se fueron endureciendo, haciendo cada vez más irregulares, con hechos de arbitrariedad, ilegalidad y exceso en todos los casos, y ello sin dudas responde a un cambio de paradigma en las relaciones de poder dentro de las fuerzas y entre el pueblo y las fuerzas de seguridad; un cambio en la política criminal, ya no de prevención sino de neta represión, de mano dura injustificada y abuso de poder, que vino de la mano con el gobierno macrista.

Ante la escalada de violencia policial padecida por los vecinos de las villas y barrios de la Ciudad, manifestamos nuestro enérgico repudio, con profundo dolor e indignación.