Ciudad de Buenos Aires

DESPUÉS DE LOS ATAQUES, FESTIVAL “EL AMOR VENCE AL ODIO” EN LA UB “IRREVERSIBLE”

El pasado sábado se realizó el festival “El amor vence al odio” en repudio a los sucesivos ataques que sufrió la Unidad Básica de La Cámpora “Irreversible”, ubicada en el barrio porteño de Parque Avellaneda. En un año y medio fueron seis las agresiones que ocasionaron daños materiales en el local, llegando a poner en riesgo la integridad física de los militantes en las últimas dos oportunidades.

Con el objetivo de acercarse a los vecinos, hacerlos conocedores de la situación y llamar a la reflexión y al debate a todos los sectores políticos y de la sociedad en su conjunto, los militantes de la Unidad Básica afectada decidieron realizar un festival en la puerta del local, para transformar un hecho desagradable, triste y violento en un encuentro y celebración que ratifique las ganas, el compromiso y la necesidad de continuar militando, sin permitir que sectores intolerantes detengan el trabajo en el barrio y hagan retroceder las conquistas que tantos años de militancia han logrado.

La jornada contó con la presencia de dirigentes políticos de las distintas fuerzas del campo nacional y popular, como también de dirigentes sociales y culturales de la Ciudad. Entre ellos, el diputado nacional Andrés “Cuervo” Larroque; los legisladores porteños Javier Andrade y Paula Penacca y los precandidatos a legisladores porteños por Unidad Ciudadana, Mariano Recalde, Gustavo López, Leandro Santoro, Damián Rilo y Pablo Móbili.

Asistieron también el ex director del Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur, Jorge Giles y la presidenta de la feria de Parque Avellaneda, Gabriela Pietragalla, así como distintos artistas que brindaron su talento y generosidad: Ariel Prat, los conjuntos El Sentido y Aylon, los dúos Pachi-Lorena y Jocelyn-Daniel y el compañero Walter.

Además, participó el grupo de feriantes artesanos que mes a mes llevan adelante el encuentro “La Patria es el Otro” en la Unidad Básica: Sergio, con encurtidos “De mí tierra”; Paola, con “Tahis bijoutery”; Amelia con tejidos “Tantra Telar”; Nancy con comida artesanal “Prasad”; Claudia con marroquinería en telas y accesorios “Lethe”; Valeria con cervezas artesanales “Zerva” y Rosa Pendas con artesanías en madera “El ojo de Horus”.

Los ataques a la Unidad Básica comenzaron el día 27 de febrero de 2016, y continuaron al día siguiente. En ambas oportunidades las agresiones fueron efectuadas con balas de plomo. Este año, cuatro episodios se repitieron desde el lanzamiento de la candidatura de Cristina Fernández de Kirchner, el pasado 24 de junio de 2017. El 27 de junio y el 4 de julio, se lanzaron proyectiles al local que -afortunadamente- estaba vacío. Pero tanto el 18 como el 28 de julio -horas antes del festival- el ataque se realizó con la presencia de militantes dentro de la Unidad Básica.

El modus operandi de los atentados demuestran que no se trata de un hecho de vandalismo; hay una clara intención de amedrentar e incluso ocasionar daños a la integridad física de los militantes. Por este motivo, el mensaje expresado por todos los dirigentes, la militancia y los artistas que formaron parte del festival fue contundente: no se retrocederá ni cesarán las actividades políticas y sociales por este tipo de amenazas y se continuará la búsqueda del esclarecimiento de los hechos, profundizando la investigación y pidiendo que las autoridades pertinentes asuman su responsabilidad y colaboren para terminar con este tipo de actos que poco tienen que ver con el marco democrático que el pueblo argentino eligió y sigue eligiendo para resolver sus diferencias.

CONTINÚAN LOS ATAQUES A LA UNIDAD BÁSICA ‘IRREVERSIBLE

Por quinta vez la Unidad Básica “Irreversible” de La Cámpora, ubicada en el barrio porteño de Parque Avellaneda (Directorio 3756), sufrió un ataque por parte de los predicadores del odio que buscan intimidar a la militancia para que no siga organizándose en defensa de sus derechos.

El martes, 18 de julio, los militantes se encontraban realizando su reunión semanal habitual cuando sintieron un impacto muy fuerte en la puerta y llamaron de manera inmediata al 911. Cuando la policía se hizo presente en el lugar, pudieron salir a la calle y constatar que el efecto habia sido provocado por un proyectil de arma de fuego.

Este no es el primer ataque que sufre este local: hace más de un año y medio que los militantes son víctimas de una serie de hechos violentos. El primer episodio fue el 27/02/ 2016; segundo, 27/04/2016; tercero, 27/06/2017; cuarto, 11/07/2017 y por último, el disparo de este martes.

Los hechos relatados dan cuenta de un modus operandi que se repite a lo largo y a lo ancho del país contra unidades básicas, murales, festivales y cualquier iniciativa vinculada a los 12 años de transformación, inclusión y justicia social que encabezarón Néstor y Cristina Fernández de Kirchner.

Sin lugar a dudas, estos episodios marcan un clima de época. El contexto de represión y persecución a todo aquel que se oponga a las políticas de ajuste del macrismo, han generado las condiciones para que estos actos de intolerancia y profunda violencia se desarrollen en un marco de impunidad y benevolencia por parte del gobierno de Mauricio Macri.

Repudiamos una vez más lo sucedido, pedimos que las autoridades se comprometan a esclarecerlo y ratificamos el compromiso con nuestras actividades políticas

NUEVO ATAQUE A UNIDAD BÁSICA DE SAN TELMO

Por tercera vez la Unidad Básica de La Cámpora “Templanza Suramericana” ubicada en el barrio porteño de San Telmo, sufrió un violento ataque por parte de los predicadores del odio que, amparados por el estado de excepción que se vive hoy en la Argentina, continúan y profundizan sus prácticas antidemocráticas.

El pasado sábado 15 de abril, los militantes se encontraban realizando su habitual radio abierta cuando un hombre se acercó a ellos y, entre amenazas e insultos, los intimó a abandonar la actividad. El tumulto fue tal que debió intervenir un efectivo policial, quien constató que no se estaba violando ninguna ley y permitió que el programa finalice sin problemas.

Sin embargo, durante el transcurso de la tarde el agresor se hizo presente frente a la Unidad Básica, desde donde se dedicó a sacar fotos y observar a los militantes que hicieron caso omiso a las provocaciones y continuaron con sus tareas.

Finalmente, al día siguiente el hombre regresó y destrozó a patadas la puerta del lugar, mientras un cómplice distraía al personal de la playa de estacionamiento de al lado.

Este no es el primer ataque que sufre la Unidad Básica. Hace más de un año que los militantes son víctimas de hechos violentos, entre los que se encuentra la vandalización de dos de sus murales en las inmediaciones de Parque Lezama, continuas amenazas para abandonar el programa de radio de los sábados y el lamentable episodio que sufrió el referente Enrique Aurelli, cuando un hombre que aseguró ser “ex agente” lo hirió de un culatazo luego de atacar a su pequeño hijo sin mediar palabra.

Los hechos relatados dan cuenta de un modus operandi que se repite a lo largo y a lo ancho del país contra unidades básicas, festivales, murales y cualquier iniciativa vinculada a los 12 años de transformación, inclusión y justicia social que encabezaron Néstor y Cristina Fernández de Kirchner.

Sin lugar a dudas, estos episodios marcan un clima de época. El contexto de represión y persecución a todo aquel que se oponga a las políticas de ajuste del macrismo, han generado las condiciones para que estos actos de intolerancia y profunda violencia se desarrollen en un marco de impunidad y benevolencia por parte del Gobierno.

MULTITUDINARIO ENCUENTRO DE LA OPOSICIÓN DE CARA AL 24 DE MARZO

Organizaciones políticas, sociales y sindicales se reunieron este miércoles en el Instituto Patria con representantes de organismos de Derechos Humanos, en el marco del 41° aniversario del último golpe – cívico militar a conmemorarse el próximo 24 de marzo.

Bajo la consigna “El mismo plan económico, la misma lucha. Paremos la miseria planificada”, organizaciones políticas, sociales y sindicales realizaron una jornada de reflexión que contó con la presencia de Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Taty Almeida, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Lita Boitano, dirigente de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas y Carlos Pisoni de H.I.J.O.S Capital.

Durante la reunión, se ratificó el compromiso con la Memoria, la Verdad y la Justicia, se destacó la importancia de la movilización que se avecina y se manifestó un enérgico repudio a las políticas de ajuste implementadas tanto por el Gobierno Nacional como por el Ejecutivo porteño, que van en detrimento de los derechos humanos de todos los argentinos.

En ese marco, se exigió además la inmediata liberación a la dirigente social Milagro Sala, quien se encuentra ilegalmente detenida desde hace más de 14 meses, en un contexto de profunda y violenta persecución política a todo el arco opositor.

“Hay un pueblo que no está conforme y que lucha”, aseguró Estela de Carlotto y agregó: “Este gesto de unidad que están haciendo ustedes hoy es lo que se tiene que hacer. Los organismos de Derechos Humanos estamos dispuestos a estar y tratar de modificar la historia”.

Por último, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo llamó a estar “todos juntos este 24 y al día siguiente también, para construir y seguir peleando por un país distinto”.

 

MÁXIMO KIRCHNER: “PARA NOSOTROS LA ÚNICA VERDAD DEBE SER TRANSFORMAR LA REALIDAD”

Más de 2 mil militantes de La Cámpora Ciudad de Buenos Aires se reunieron este sábado en la Facultad de Diseño, Arquitectura y Urbanismo (FADU) de la Universidad de Buenos Aires, para pensar y debatir los objetivos políticos y las líneas de acción de cara a este 2017. El encuentro culminó con el discurso del diputado nacional Máximo Kirchner.

El plenario inició a las 11 horas, con una masiva concurrencia de los militantes de las 15 comunas porteñas y los distintos frentes y secretarías que integran la organización. Estuvieron presentes los integrantes de la conducción nacional, Mariano Recalde, Juan Cabandié, y de la mesa de Capital Paula Penacca, Javier Andrade, German Urman, Juan Modarelli, Julián Eyzaguirre y Carlos Liberman.

El encargado de iniciar la jornada fue Recalde, quien expresó: “Este plenario es la culminación de lógicos debates internos que nos teníamos que dar frente a esta nueva etapa como militantes y argentinos. Es fundamental discutir cómo nos paramos frente a esta coyuntura, y hoy podemos decir que no le erramos: no le erramos cuando dijimos que había que estar más firmes que nunca, que no había que dar marcha atrás en nuestras convicciones, que había que representar los intereses de las mayorías”.

“Los humildes, los trabajadores, tienen una sola defensora que se llama Cristina Fernández de Kirchner. No hay otra, y ya lo están comprobando incluso aquellos que lo ponían en duda”, agregó.

A continuación, se dirigió a los presentes Juan Cabandié, quien llamó a “hacer una verdadera demostración de fuerza el próximo 24 de marzo, donde no solo recordaremos el terrorismo de Estado, los miles de los compañeros detenidos – desparecidos y los cientos de bebés robados, sino el inicio de una larga y dura noche neoliberal que tuvo 25 años de vigencia y que hoy se resignifica en cada una de las medidas que toma el Gobierno a favor de los sectores concentrados”.

En ese marco, el diputado nacional consideró que este año “enfrentaremos grandes batallas”, pero que “tenemos un legado que trasciende cualquier estructura, que es la relación de Cristina con la gente”, concluyó.

Los militantes se distribuyeron en 40 comisiones, y a lo largo de toda la tarde, analizaron la coyuntura nacional y local, discutieron el rol de La Cámpora en este marco y debatieron ejes de trabajo y estrategias de acumulación para esta nueva etapa. El evento dio lugar a un enérgico y enriquecedor intercambio de opiniones, cuyas conclusiones se plasmarán en un documento distrital.

Para el cierre se sumaron los diputados nacionales Eduardo “Wado” de Pedro y Axel Kicillof, y el Secretario General de La Cámpora y también diputado nacional, Andres “Cuervo” Larroque, quien recordó que “a Néstor Kirchner le gustaba hablar de capitalinos y no de porteños, porque esa definición encierra una responsabilidad que tiene este distrito, que es ser vidriera política para todo el país. Lamentablemente no es lo mismo lo que sucede acá que en cualquier provincia del país, porque así lo determina la lógica mediática”.

“Por eso, ustedes tienen la responsabilidad de ser el ejemplo para todos los compañeros y compañeras de La Cámpora. Para el PRO, para la derecha, la línea sí puede ser el vecinalismo, pero no para el campo nacional y popular. Nuestra responsabilidad ineludible es hablar de todo el territorio nacional, de la Argentina profunda y de las demandas del pueblo como hicieron Néstor y Cristina”, añadió.

Por último y como broche de oro de una jornada memorable, el diputado nacional Máximo Kirchner abrió su discurso apuntando que “para nosotros la única verdad debe ser transformar la realidad”.

Asimismo recordó que “cuando fuimos gobierno la gobernabilidad la construimos escuchando al pueblo”, y agregó: “Hoy el pueblo argentino, piense como piense, no tiene a nadie que lo represente en la Casa Rosada”.

En este sentido, Máximo señaló que “el peor defecto de este gobierno es no querer conocer a su pueblo. Eso no se arregla con una campaña en Facebook”.

“El ataque sobre Cristina no tiene que ver con el presente sino con el futuro”, advirtió, y como contrapartida de esto añadió que “todo espacio que quiera gobernar la Argentina debe tener claro que ninguna propuesta podrá llegar a la alegría de la mayoría si se construye desde el odio y el resentimiento”.

Con respecto a la manera de gobernar de Cambiemos, Máximo recordó que “Néstor lo primero que hizo cuando asumió fue ir a Entre Rios a solucionar un paro y un conflicto docente de un gobierno radical. Este gobierno lo primero que hizo fue arreglar con los fondos buitre”.

Por último, anticipó que “este es un modelo de país que va a buscar explotar todas nuestras miserias”, y en ese sentido agregó: “Ahora van a empezar a ver en los medios de comunicación de cara a la campaña una estigmatización de la política y de todos los dirigentes que quieran sacarnos del fondo al cual nos está metiendo este gobierno. Sin embargo, no todos los políticos son iguales: Con algunos el país se desendeuda, mientras que con otros se endeuda”.

 

Un ex policía de la Federal agredió a un militante y a su bebé

Repudiamos la agresión que sufrieron Enrique Aurelli, fundador de HIJOS y militante de La Cámpora, y su bebé de apenas un año, por parte del ex oficial de la Policía Federal Argentina, Gustavo Andrade, quien los atacó sin mediar palabra mientras se encontraban en su tienda familiar ubicada en el barrio porteño de San Telmo.

El sábado pasado, mientras Enrique atendía su negocio y Lili, su mujer, y Simón, su hijo, jugaban en la vereda, pasó frente a ellos un hombre que, acompañado de una mujer que luego aseguraría no conocerlo, le dio un rodillazo al bebé en el pecho, lo tiró al piso y se refugió en la tienda de enfrente.

Cuando Enrique lo vio salir, se acercó a interpelarlo y el atacante, al grito de “ahora sí vas a conocer a un loco”, sacó una pistola 9mm. y le pegó un culatazo que le abrió la cabeza. Rápidamente los vecinos se agruparon en la vereda y le exigieron a Andrade que se vaya. Éste se marchó, no sin antes apuntarlos con su arma y amenazarlos de muerte.

“Hay un montón de estas personas que parecieran ser ‘mano de obra desocupada’ dando vueltas por las unidades básicas, las organizaciones sociales. Fue muy feo lo que pasó. Muy tremendo”, expresó Aurelli en diálogo con Cosecha Roja, y agregó: “La denuncia debería estar ya en la Fiscalía Correccional Nro 7 pero todavía no llegó. Nadie fue a buscar a esa persona, nadie lo detuvo. Todo se está poniendo muy peligroso”.

Éste hecho se suma a la larga serie de sucesos violentos que vienen sufriendo dirigentes y militantes desde la asunción del presidente Mauricio Macri y que, sin dudas, marcan un clima de época.

“Donde los vamos a llevar ahora los van a hacer señoritas”

En medio del intento del gobierno por imponer la baja de la edad de imputabilidad para los menores de edad, los efectivos de Gendamería que patrullan la Villa 1-11-14 comenzaron a aplicar esas medidas por adelantado.

-Donde los vamos a llevar ahora los van a hacer señoritas. Vas a ver como vos y tu amigo consiguen novio enseguida.

En posición cuerpo a tierra y sin poder girar la cabeza, porque ya le habían ordenado que no lo hiciera, Kevin C.* no pudo ver cuál de los gendarmes se había tomado el trabajo de ponerse en cuclillas para amenazarlo una vez más, esta vez insinuando lo que supuestamente les esperaba una vez que los dejaran en un lugar donde según el mismo agente, lo iban a tener “guardado” por mucho tiempo.

Al mismo tiempo y a menos de un metro, su amigo Francisco H.* no la estaba pasando mucho mejor: en la misma posición, acostado boca abajo y con las manos en la nuca, soportaba que otro de los gendarmes lo insultara y le recriminara que le habían interrumpido su almuerzo.

Kevin y Francisco tienen 12 años y viven en la Villa 1-11-14 del Bajo Flores. Como hacen todos los chicos de esa edad a esta altura del año, suelen pasar las tardes en la casa de algún amigo hasta que cansarse de jugar con la Xbox, la Play o lo que sea que usen para pasar el tiempo frente a una pantalla. Cuando se aburren de eso, salen a la calle para tratar de patear una pelota o simplemente caminar.

El jueves pasado a las tres de la tarde fueron detenidos cerca del cruce de las avenidas Perito Moreno y de la Cruz por un grupo de prefectos que caminaba la zona, quienes les sacaron sus remeras y los hicieron acostar boca abajo sobre la vereda, para que se calcinaran un poco mientras esperaban la llegada de un patrullero de Gendarmería que empeoraría un poco más las cosas. Antes de eso, los efectivos de Prefectura no se privaron de humillarlos, sacándoles fotos con sus celulares y burlándose del aspecto físico de ambos.

Cuado llegó el movil de Gendarmería, los de uniforme verde agradecieron a sus colegas de la otra fuerza, los despidieron y tomaron control del asunto.

Apenas llegaron, los gendarmes comenzaron las preguntas de rigor aplicándoles un par de puntapiés a cada uno. “Nosotros sabemos quienes son pendejos. Unos chorritos de cuarta. Rastreros. Pero se les acabó la joda ¿Sabían?”.

Recién después de diez minutos de verdugueo, cachetazos y más puntapiés, los gendarmes terminaron el intercambio de llamadas telefónicas y de handy en las que preguntaban qué hacer con los dos pibes, y los subieron al auto para trasladarlos al Centro de Admisión y Derivación (CAD) “Inchausti”, ubicado en Perón al 2000. A ese lugar son llevados los menores de edad que cometen delitos, aunque Francisco y Kevin todavía no sabían de qué los acusaban.

En el camino, el gendarme que había dejado de almorzar decidió terminar con el pollo que estaba comiendo arriba del patrullero, y cuando advirtió que se había manchado el uniforme le ordenó a Francisco que lo limpiara con la gorrita que llevaba puesta:

-Y que quede bien limpio, pendejo ¿Me escuchaste?

Cuando llegaron a la puerta del CAD, para que no quedara ninguna garantía constitucional por violar, Kevin y Francisco fueron esposados y así entraron al lugar. Sin embargo aseguran que en el CAD los trataron bien: allí les dieron de comer, los hicieron bañar y charlaron con una Trabajadora Social.

Recién a las 23, después de seis horas de tenerlos en el lugar, los dos menores fueron entregados a sus familias y pudieron volver a sus casas, aunque la pesadilla no iba a terminar ahí: A las 00:45, cuando hacía apenas un rato que habían llegado a su casa con su familia, un nuevo grupo de gendarmes golpeó la puerta de la casa de uno de los pibes y cuando los atendieron, uno de ellos le recordó al chico que sabía donde podía encontrarlo. Para que no dudaran de su palabra, le recordó un episodio sucedido un par de semanas atrás en la plaza del barrio que lo había tenido como protagonista.

Con el recuerdo todavía fresco del tiroteo de Gendarmería contra la murga “Los Auténticos Reyes del Ritmo” hace menos de un año a muy pocas cuadras de ahí, y los reiterados actos de amedrentamiento por parte de las distintas fuerzas de seguridad contra los adolescentes del barrio, es menester que las autoridades responsables de las áreas de minoridad, justicia y seguridad que responden tanto al presidente Mauricio Macri como al jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, pongan las barbas en remojo y frenen esta locura de ponerse a perseguir a los menores de edad para meterlos presos.

*Los nombres de Kevin y Francisco son ficticios. Sus verdaderas identidades son resguardadas para preservar sus integridades, personales, físicas y psíquicas.

El Capitán Veto no se toma vacaciones

Desde la comodidad de Villa La Angostura, Mauricio Macri vetó la expropiación del Bauen que beneficiaba a más de 130 trabajadores y era de gran valor social.

El Presidente que no otorga asueto por las fiestas y quiere eliminar los feriados puente se ha tomado 41 días de vacaciones en poco más de un año de trabajo. En su nuevo receso en la cuidad ubicada al sur de Neuquén, el Jefe de Estado descansa mientras la Ciudad de Buenos Aires está en un grave conflicto por casos de inseguridad y gatillo fácil, la localidad de Pergamino está bajo el agua y la única ayuda estatal es la represión de la policía de María Eugenia Vidal, y su gabinete sufre un cimbronazo con la salida del Ministro de Hacienda.

Pero para lo que Macri no se toma descanso es para vetar leyes que benefician a sectores de la sociedad. Con el antecedente reciente de eliminar un beneficio jubilatorio a ex combatientes de Malvinas, ahora redobla la apuesta.

Sumado al veto a la ley de trombofilia y el salario mínimo profesional, vetó la expropiación del hotel Bauen. El lugar fue recuperado por un colectivo de 130 trabajadores luego de la quiebra de la firma chilena Solario S.A. en el 2001. Junto a movimientos de empresas recuperadas y organizaciones sociales, invirtieron esfuerzos y recursos para autogestionar el hotel. La ley de expropiación les garantizaba la fuente de trabajo para que continúen con su explotación. Pero además establecía que allí se realizaran actividades culturales, artísticas, sociales y educativas, y que parte de los servicios del hotel estén destinados al turismo social y a dar cobertura a derivaciones médicas de jubilados y pensionados de todo el país que requieran trasladarse a la capital. De modo que falta a la verdad Macri cuando en el decreto asegura que esta medida sólo beneficiaba a un sector particular y no al conjunto.

En otro orden de cosas, aunque el valor de la expropiación lo debe calcular un tribunal de tasación, se estimaba próximo a los 30 millones de dólares. En el decreto del veto se sostiene que “el proceso expropiatorio implicaría un severo perjuicio en la posibilidad de asignar por parte del Poder Ejecutivo nacional los recursos económicos disponibles a otras necesidades básicas insatisfechas para el conjunto de la población”. Semejante criterio altruista no lo tuvo en cuenta cuando le transfirieron 3.000 millones de dólares a las gasíferas con el tarifazo, los 3.750 millones que se dejó de recaudar por la eliminación de retenciones, los 223 millones que ganaron las mineras o los 1.187 millones que les regalaron a las eléctricas.

Con esta decisión, los 130 trabajadores del Bauen que hace más de diez años vienen luchando por su fuente de ingreso y por brindar un servicio a la sociedad, se encuentran en una angustiante incertidumbre y corren altos riesgos de ser desalojados. Se busca proteger a empresarios inescrupulosos que dejan a la deriva a los trabajadores en desmedro del rol social de las empresas recuperadas.

Este nuevo veto de Macri es una muestra de desprecio hacia los trabajadores, hacia los jubilados y hacia los ciudadanos de a pie que iban a poder disfrutar de distintas actividades en las emblemáticas instalaciones del barrio de Balvanera.

Excarcelaron al hombre que baleó a militantes y vecinos en Villa Crespo

El instructor de tiro Alejandro Sidero, procesado por tentativa de homicidio, sospechado de haber accionado un arma calibre 32 y herir a dos militantes, acusó a su hijo de 14 años de haber disparado el arma.

Sidero luego del ataque, estuvo prófugo y se refugió en Miami. Al volver a la Argentina, estuvo cinco meses detenido, acusado de doble intento de homicidio, pero el juez Roberto Ponce lo liberó y envío la causa a la Justicia de Menores.

Aejandro Sidero es técnico informático y aportante del Pro, y se lo acusa del delito de tentiva de homicidio. El ataque ocurrió el 5 de marzo en Padilla al 800, en Villa Crespo donde resultaron heridas las compañeras Daiana Soto y Florencia Girotti.

Según la causa, mientras una murga animaba la inauguración de un local de Nuevo Encuentro, desde un edificio vecino se efectuaron al menos tres disparos sobre la multitud, hiriendo a las dos víctimas.

Las pericias indicaron que los disparos fueron efectuados desde el departamento de Sidero y con su arma, la cual fue encontrada tras un allanamiento en el domicilio.

Cuando todo parecía indicar que la causa estaba lista para ser elevada a juicio, la defensa de Sidero señaló como el autor de los disparos al hijo menor del imputado. Este giro inesperado en la causa derivó en la libertad de Sidero y abrió un interrogante sobre el destino de la investigación.

Exigimos a la justicia que de manera inmediata eleve la causa a juicio oral para conocer la verdad respecto a este gravísimo atentado.

No deja de llamar la atención la doble vara de la justicia, que no ve ningún peligro para la sociedad a la hora de liberar a un simpatizante del partido de gobierno acusado de intento de homicidio por motivos políticos, pero deja presa a Milagro Sala por reclamar pacíficamente.

“No hay justicia social sin igualdad de género”

El martes 29 de noviembre, en el marco del debate charlas por el Día Internacional de la eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Unidad Básica “Kirchner Vuelve” del barrio de Caballito se llenó de feminismo y mística militante durante la realización de un panel de discusión sobre equidad de género.

En el local de Ambrosetti 279 se conformó un panel con Florencia Kirchner, co-conductora del espacio radial “¿Por qué no?”; Lucía Portos, diputada de la provincia de Buenos Aires por el FPV; Paula Penacca, legisladora porteña también por el FPV; Vanesa Siley, secretaria general de Sitraju CABA, y Mora Saramson, ilustradora y humorista gráfica autora de “Esto es poco serio”.

Con la presencia de vecinos, vecinas y militantes, las compañeras plantearon el debate sobre el feminismo en el campo popular y señalaron, desde sus distintas trayectorias, diversos caminos que debe transitar el Movimiento Nacional para seguir transversalizando el debate.

Mariela Papucci, responsable política de la Unidad Básica, le dio la bienvenida a los presentes y dejó la apertura a cargo de Mora Saramson quien hizo hincapié en la necesidad de asumir la inevitable relación entre feminismo y peronismo, ya que éste “estuvo siempre del lado de los sectores más desprotegidos y postergados” y afirmó que del mismo modo que ser mujer y no ser feminista es una contradicción, también lo es ser peronista y no ser feminista.

El panel incorporó las dimensiones sindical, obrera y judicial con el aporte de Vanesa Siley, que hizo un recorrido por estos tres ejes indispensables al momento de pensar la cuestión de género. La Secretaria General de SITRAJU remarcó que hay que “salir de la concepción de cupo y pasar a la concepción de igualdad” y en ese sentido, resaltó que no sólo es necesario exigir que las mujeres ocupen lugares sino también problematizar cuáles son esos lugares para terminar con la heteronormatividad en la división de tareas dentro de cualquier tipo de organización. Por último condimentó la tarde expresando que afortunadamente en 2017 “el tema de la representatividad en las listas va a estar asegurado, ya que la armadora será una mujer”.

El ámbito legislativo tuvo también su lugar de la mano de dos compañeras de La Cámpora. Paula Penacca contó cómo fue su identificación con el feminismo y recalcó lo primordial que resulta asumir el desafío de ser feminista, siendo ésta una batalla cultural que “ante todo debemos dar nosotras mismas”, empezando por deconstruir los propios micromachismos. La referente de la mesa de conducción de CABA alentó a las presentes a recuperar el concepto de sororidad como práctica que las compañeras exploran diariamente a partir de un modo propio de disputar poder y construir organización.

Por su parte, Lucía Portos expresó que al producirse la división sexual del trabajo -donde la mujer queda relegada al ámbito privado y el varón toma el lugar de sujeto interviniente en el espacio público-, terminan por configurarse culturalmente dos modos distintos de participación política. La panelista recuperó de este modo una impronta de las mujeres estructurada a partir de la amorosidad, y manifestó que ésta, aplicada al espacio público, logra ser resignificada como categoría política. En esta línea, Portos jerarquizó la posibilidad que se abre una vez que las mujeres incorporan sus reglas al juego dinámico de la política, teniendo un impacto que alcanza no sólo a los reclamos de las mujeres, sino también al campo más amplio de la ampliación de derechos, que se ve beneficiado con la feminización de la política. Por último, expresó que “hay una operación del patriarcado de ponernos en lugar de minoría, cuando la realidad es, en todo caso, que somos mayoría”, haciendo hincapié en que si la lucha del feminismo es transversal a toda la sociedad, por lo tanto “la agenda de las mujeres se va agotar el día que logremos la paridad absoluta de género en cualquier ámbito de la vida”.

Para finalizar el debate, el panel contó con la presencia de Florencia Kirchner, quien contó el proceso en el que, junto a Salomé Grunblatt, idearon el espacio radial “¿Por qué no?” como parte del programa “La Comuna”, de Radio La Voz. Fiel a su tradición familiar, expandiendo siempre un poco más allá las fronteras del sentido común instalado, comenzó problematizando dos cuestiones que el feminismo discute. En principio, puso en cuestión el estereotipo construido alrededor de que “dar la teta es dar lo mejor de una misma”, manifestando que ésta es una frase sentenciadora que estigmatiza a las mujeres que no pueden o no quieren hacerlo. Por otro lado, marcó la importancia de incorporar a la agenda el tema de las licencias maternas y paternas; éstas últimas casi inexistentes a la fecha. Luego de hacer un racconto de los avances en materia de género a lo largo de doce años de kirchnerismo remarcó que “los reclamos que se empiezan a visibilizar son reclamos políticos” y que en ese sentido, cuando volvamos a ser gobierno, “tenemos que asegurarnos que quienes nacen ahora, que son el futuro, puedan ver roles más igualitarios; ya que el nuestro fue el único espacio político que consiguió institucionalizar una gran cantidad de conquistas logradas en materia de género”.

Antes de dar por finalizado el encuentro, la responsable del Frente de Mujeres de CABA, Mavi Aguilar, saludó a las compañeras presentes y alentó la participación en la construcción de un feminismo popular que nos interpele diariamente. También manifestó estar orgullosa de ver cómo crecen los espacios de discusión de género en la organización y llamó a la multiplicación de actividades como la presente para seguir construyendo espacios que fortalezcan el Frente de Mujeres.

Luego de agradecer a las panelistas y a la amplia concurrencia, Papucci dio por finalizado el debate resaltando el compromiso de continuar haciendo propios los desafíos que se presentan en un momento en el que el movimiento feminista se encuentra ante una ventana de oportunidad que resulta clave capitalizar en beneficio de la equidad de género. Lo que la coyuntura indica es lo indispensable que se vuelve reconocer en el feminismo un lugar de donde puede nutrirse la construcción de una nueva mayoría popular. Parafraseando a la compañera Portos en el último ENM: que nadie nos haga creer que esta lucha no nos pertenece. El peronismo es, quizás, el lugar más fértil para dar la discusión.34-750x420 29-750x420 9-750x420 16-750x420 20-750x420 6-750x420

XXV Marcha del Orgullo LGBTIQ: el color de la militancia en un día gris

Con la consigna “Basta de violencia institucional y asesinatos a personas trans” y pedidos para la urgente sanción de una Ley antidiscriminatoria, la real inclusión y el cupo laboral trans en todo el país, contra la persecución política a las y los luchadores y un pedido de libertad a Milagro Sala, se llevó a cabo la XXV Marcha del Orgullo LGBTIQ en la Ciudad de Buenos Aires.

A pesar del fuerte temporal que azotó la Capital Federal durante gran parte del día sábado, miles de personas se acercaron a la Plaza de Mayo para marchar por todos los derechos conquistados y reclamar ante un gobierno que no le tiembla el pulso a la hora de intentar recortarlos.

Desde muy temprano, las compañeras y compañeros de La Cámpora Diversia estuvieron en la plaza hablando con la gente e invitándolos a sacarse una foto bajo la consigna principal “Orgullo Es…” de las que se desprendían diferentes frases como: acceso integral a la salud, trabajo digno para todos y todas, militar por tus derechos y poder besarte donde quieras, entre otras. Cada una de las personas que pasaban por el gazebo, especialmente decorado con banderas de colores y de países latinoamericanos, se llevaban, a modo de suvenir, una escarapela con los colores celeste y blanco y de la diversidad.

Al promediar la tarde la lluvia parecía que no iba a parar, pero eso no desanimó a los concurrentes que se subieron a la carroza de la Diversidad Peronista que cerraba la impresionante columna del Frente para la Victoria. Lluvia de papelitos al pasar por el Cabildo, los bombos que no paraban de sonar, los paraguas de colores agitándose y la marcha peronista le dieron a un toque distinto y muy especial. Debido a las fuertes lluvias, no se pudo armar el sonido, pero eso no fue un impedimento para no marchar. Las compañeras y compañeros le pusieron toda la mística militante, que sea una de las carrozas más alegres de toda la marcha.

En el escenario del Congreso, una vez finalizada la marcha, se leyeron los discursos y se abucheó a Macri, Bullrich y a todas y todos los que intentan regresar a las políticas represivas no sólo contra la comunidad LGBTIQ sino contra todo el pueblo argentino.

En un día gris, el color de la militancia le puso alegría pero también reclamo. Porque gracias a Néstor y Cristina que le dieron voz a los que no la tenían, hoy como sujetos de derecho, seguimos el camino del amor y la igualdad.15170750_1301930836516007_8004116010496513323_n 15178174_358607414494145_5554131437053310646_n 15219583_358606434494243_200945377177466573_n 15241831_1301931029849321_1569178543000127194_n 15284032_358607144494172_5975877295416561315_n 15284041_1301931193182638_1909244763018833515_n

GRITO DE AYUDA DESDE LA GARGANTA

Los pibes de la Garganta Poderosa no están a salvo. Efectivos de la Prefectura no sólo siguen torturando gente, sino que mantienen amenazados a Iván y a Ezequiel por haberlos denunciado a fines del mes pasado.

Iván Navarro, uno de los jóvenes torturado el 24 de septiembre pasado, contó por televisión las aberraciones que padeció en la vera del Riachuelo por parte de la Prefectura Naval Argentina.

La noticia tuvo amplia repercusión en los medios de comunicación, las redes sociales y en el amplio arco  político opositor, aunque también cuenta hasta con el “silencio de los responsables”, como relata La Garganta.

Los prefectos involucrados se entregaron, pero tienen aliados que siguen probando hasta dónde pueden avanzar con el terror. Patricia Bullrich parece no considerar que esta sea una ocasión para expresarse. Quizás la vida de algunos valga menos que la de otros, tal vez crea que algo habrán hecho Iván y Ezequien (y cualquiera que se le parezca) para merecer el dolor y el miedo de golpes y promesa de muerte.

Luego de la exposición de Iván en la tele, volvió al barrio y vio cómo dos prefectos golpeaban a otro chico, contra la pared de la Casa de la Cultura. Se acercó para mirarles la identificación y escuchó los motivos del hostigamiento: “Ahora van a cobrar todos, por habernos escrachado en los medios”.

Lo vieron a Iván mirarlos, y con la valentía que implica la empatía con el otro, con el pibe que golpeaban los prefectos, les dijo que él fue quien los había denunciado.

En ese momento lo empezaron a correr con la intención de sacar el arma. Llegó a su casa temblando de miedo. Se salvó una vez más, pero ¿Cuánto más podemos tentar a la suerte?

“El pedido es fuerte y claro, el que no oye es porque no quiere. Acá hay responsables con nombre y apellido. Las fuerzas de seguridad reciben órdenes. Tome la decisión, Ministra, el pueblo ha elegido representantes, cumpla con el deber que le encomendaron. Desde acá abajo seguiremos gritando”, concluyeron.