Menu

ALBERTO OLIVA SI RECIBIO UN TRATO IGUALITARIO

0 Comments


Compartir

Alberto Oliva, un joven militante salteño, como muchos jóvenes más, estudiaba Ciencias Económicas en la Universidad Nacional de Salta.

En el año 1976 fue “convocado” a hacer el servicio militar obligatorio en la provincia de Salta, pero luego de un mes fue trasladado al Octavo Regimiento de Caballería de Mendoza, el que sería su destino final.

Como paso con muchos jóvenes en todo el país, a la familia le llego un comunicado del ejército informando que Alberto era un desertor, ya que salió de franco un día y no había regresado. Junto con el comunicado les entregaron las cartas que la familia le envió a Alberto, todas ellas sin abrir.

Ayer martes 19 de agosto de 2014, mientras mirábamos en los medios nacionales como los defensores de los genocidas que torturaron, asesinaron, violaron, robaron bebes, desaparecieron e intentaron acallar las voces de los 30000 compañeros, reclamaban que recibieron tratos desiguales por parte de la justicia. En ese momento, 38 años después, nos enteramos que los restos de Alberto fueron encontrados en una fosa común en el cementerio de Mendoza.

El Equipo Argentino de Antropología Forense confirmo que los restos encontrados en una bolsa de residuos eran los de Alberto, juntos con otros restos que se está tratando de identificar a quienes pertenecen.

Lamentablemente El si recibió un trato igualitario al resto de los 30000 compañeros detenidos desaparecidos; muy desigual al trato de sus asesinos, los que aun hoy tienen juicios en tribunales constituidos en democracia, con leyes y garantías que los amparan, con cárceles, con defensores.

Estos defensores nuevamente deshumanizan el derecho, alegando un supuesto “quiebre de los principios jurídicos elementales”, por encima de los Derechos Humanos que les son respetados a los genocidas, y que fueron olvidados en dictadura y durante muchos años de democracia para con Alberto y su familia.

En el diccionario hipócrita son quienes fingen, más bien habría que hablar de cómplices, todos ellos convencidos de que sus principios están por encima de los hombres, de la democracia, de las constituciones; que apoyaron y apoyan actualmente la genocida dictadura militar en todo Latinoamérica, cómplices civiles, cómplices en la iglesia, cómplices en la justicia.

Por Alberto, por los 30000 compañeros detenidos desaparecidos, por los familiares, y por las futuras generaciones, tenemos que apoyar el proyecto de Ley del compañero Horacio Pietragalla para limitar la facultad del Poder Ejecutivo de indultar, amnistiar o conmutar penas a los involucrados en crímenes de lesa humanidad, o cualquier otra iniciativa en este sentido.

Para que no se pueda volver atrás con impunidad, complicidades y olvido.

Memoria, Verdad y Justicia.

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *