Menu

19 y 20 – El juicio

0 Comments


Compartir

Este 24 de febrero comenzó finalmente el primer juicio por la represión del 19 y 20 de diciembre de 2001. Doce años pasaron de aquellas trágicas jornadas en las que el gobierno de De La Rúa impuso primero el estado de sitio, de forma ilegal, y luego una brutal represión que dejó un saldo de 38 personas asesinadas por las balas policiales en todo el país. Doce años de dolor para los familiares y amigos de las víctimas. Doce años de impunidad, que comienza a revertirse con el inicio de este juicio, pese a que el principal responsable, Fernando de la Rúa, fue sobreseído. En este juicio se investigarán los asesinatos de cinco manifestantes -Carlos “Petete” Almirón, Diego Lamagna, Alberto Marquéz, Gustavo Ariel Benedetto y Gastón Marcelo Riva- en la Ciudad de Buenos Aires.

Unidos y Organizados (UYO) organizó un acto público en la puerta de los tribunales de Comodoro Py para acompañar a los familiares y amigos de las víctimas durante el inicio del juicio. Este acto también fue una reivindicación a la organización popular que nunca baja los brazos y sigue pidiendo justicia cuando ésta se aleja de la realidad de los sectores que históricamente fueron despojados de sus derechos. Del acto participaron las organizaciones políticas que integran UYO. La Cámpora estuvo presente a través de sus jóvenes militantes y con la presencia de su secretario de derechos humanos y diputado nacional, Horacio Pietragalla Corti. También se destacó la presencia de Taty Almeida, Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora; integrantes de H.I.J.O.S; las Madres del Dolor; los motoqueros, que tuvieron un rol importantísimo en las protestas del 2001; cerró el acto, con un discurso extremadamente emotivo, el Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda.

Todos ellos, desde el escenario montado en el lugar, coincidieron en sus discursos al señalar la tristeza por los largos años de espera, pero manifestando también  la satisfacción de haber llegado a este momento. Porque la realización de este acto es una consecuencia más de la década ganada. Hace 10 años el ex presidente Néstor Kirchner convocó a la juventud a comprometerse, a organizarse, a militar, garantizando desde el Estado que no se reprimiría más  la protesta social, no sólo porque la militancia política es un derecho humano, sino fundamentalmente porque es el pilar necesario para que la democracia siga consolidándose en este país que padeció tantas dictaduras. Fue Néstor y hoy es Cristina Fernández de Kirchner, quienes transformaron aquel Estado policial del neoliberalismo en un Estado presente para resolver los problemas de su pueblo, mediante las políticas públicas que dan garantía, respeto y ampliación de derechos.

El acto rindió homenaje a aquellos asesinados por la bala policial que el 19 y 20 de diciembre salieron a las calles a protestar contra un gobierno preocupado por ajustar la economía y los bolsillos de los argentinos porque eso pedía el FMI. Se protestaba contra la pobreza que alcanzaba el 50 por ciento de la población y contra la desocupación que llegaba al 25 por ciento. Se protestaba contra el estado de sitio, el mismo que utilizaba  la dictadura cívico militar para instalar el miedo y el “no te metás”.

La memoria popular activó una vez más procesos institucionales a pesar de los mecanismos de desidia y conservadurismo que el poder judicial tiene para reproducirse a sí mismo y que en definitiva lo deja parado como un aparato poco democrático y distante de las necesidades concretas del pueblo. Este juicio nos sirve también para recordar el país que explotaba en 2001 y compararlo con el país que estamos construyendo hoy, un país para todos que crece día a día y en el que el Estado no resuelve los conflictos a través de la represión sino a través del  diálogo y la mayor inclusión.

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *